investigaciones paranormales FILMADAS EN VIDEO en lugares encantados de España

Aislar el viento del micrófono

Queridos compañeros y aficionados al mundo de lo paranormal:

Cuantas veces no habéis intentado hacer una psicofonía y os ha ensuciado la grabación el sonido del viento o vuestra respiración sin daros cuenta?

Bien, os explicaré que ésto es debido a que los micrófonos que incorporan hoy en día éstos aparatos suelen ir protegidos de unas pequeñas membranas de fieltro que aíslan la membrana de la bobina del micro del aire, pero eso no significa que quede protegido el micro totalmente de un golpe de viento un poco fuerte o incluso de nuestra propia respiración, y eso se traduce en “suciedad acústica” en las grabaciones que hagamos en el futuro pero, como podemos eliminar ésto?

30352_287771104658569_1089411371_n

pues muy sencillo….

Lo primero que debemos de hacer es comprobar qué sensibilidad al sonido del viento tiene nuestra grabadora, y para ello nada mejor que ponerla a grabar y soplar al micro desde varios y diferentes ángulos, de frente, directamente a unos 5cm del micro, desde dos palmos por ejemplo, y poniéndolo delante de un ventilador también podremos ver como y de qué manera afecta el aire ambiente escuchando como suena en la grabación….

tras hacer ésto y decidir y valorar si es muy sensible o poco sensible al sonido del viento entonces procederemos a intentar paliar éste engorroso efecto en las grabaciones aislando el micrófono de la grabadora del viento, pero como?

pues antes de nada tenemos que saber bien que lo que vamos a hacer és una maniobra algo delicada pero muy sencilla si se tiene un poco de mano, así que si consideráis que no sois muy hábiles mejor busquéis a alguien que lo pueda hacer por vosotros si no queréis quedaros sin grabadora ….

Primero nos harémos con un destornillador, seguramente necesitemos uno de estrella de precisión, que son juegos fáciles de encontrar en las tiendas conocidas como “los chinos” que hoy en día abarrotan nuestros barrios, así que si no tenemos compraremos un juego con el que tendremos suficiente, entonces procederemos a buscarnos una esponja y un cutter, la esponja és mejor que sea un poco densa, que las burbujas no sean muy grandes, pues si son finas protegen mejor del viento, algo así como las típicas esponjas de los viejos colchones iría bien, pero también en los chinos podemos comprar una sencilla de baño, de las blancas o amarillentas tipo color vainilla que suelen ser finas…

Bien, pues vamos a empezar con el proceso:

Abriremos la grabadora con cuidado, sacando bien todos los tornillos que tenga, así como que antes de estirar para abrirla miraremos si hay alguno más escondido debajo de alguna pegatina, cosa habitual en éstos aparatos, como? sencillo, pasamos la uña o la punta del destornillador con cuidado por encima de las pegatinas y si se hunde un poco es que tiene hueco debajo, donde posiblemente tenga un tornillo que si no sacamos al intentar estirar para abrirla acabemos rompiendo en dos trozos…

seguidamente iremos a la zona de la esquina donde está el micro, miraremos como está colocado y si tiene hueco suficiente en su anclaje o no para colocar la esponja, y como no, tomaremos medidas a ojo del hueco en sí…

ahora procederemos a coger el cutter y cortar una lámina de esponja que sea algo más gruesa que el hueco que tenga el micro hasta su rejilla, si mide por ejemplo 3,5mm el hueco pues intentamos cortar una lámina de unos 4mm, pero a ojo, no hace falta complicarse porque no és necesario, simplemente que quede algo ajustada para que quede mejor protegido, eso es todo…

ahora procederemos a intentar recortar siempre con el cutter y de la forma más limpia posible un recuadro del tamaño del hueco, y lo colocaremos dentro, entre la rejilla y el micro intentando que quede lo mejor colocada posible, y sin cerrar la grabadora haremos una prueba de soplido para ver qué tal suena, si escuchamos el ruido del viento al soplar pero menos eso significa que tenemos que proteger más el micro, así que intentaremos rellenar todos los huecos del micro intentando taparlo con esponja por todos los lados, como si quisiéramos proteger un jarrón delicado dentro de una caja, y así aislarlo por completo, ésto frenará mejor el aire que posiblemente le entre por los lados también, y si al hacer la prueba escuchamos el sonido de alguien soplando pero no oímos el golpeteo del viento saturando el micro enhorabuena!!!! hemos conseguido aislar nuestro micro y hacerlo perfecto para grabaciones incluso con tormenta!!!!!

EXPLICACION:

El hecho de proteger un micro con esponja es debido a que hoy en día solamente suelen pegarle una pequeña membrana de fieltro muy fina encima, de tan sólo unas micras de espesor, para que al hablar el golpeteo del aire no ensucie las grabaciones, pero ésta membrana es escasa incluso para grabar a alguien hablando, así que no protege del viento sino que más bien del polvo que pueda entrar y obturar la membrana del micro, así que nos vemos obligados a protegerlo nosotros para evitar tan engorroso sonido, y al cubrir el micro con esponja densa lo que conseguimos és un efecto silenciador, es decir, conseguimos el mismo efecto que el interior de un silenciador de tubo de escape de un coche, que deja salir todo el aire y humo del motor pero frena ese sonido tan molesto…

aquí conseguimos el mismo efecto pero no frenamos el aire que mueve nuestras voces ni el sonido, simplemente aislamos el micro reduciendo la capacidad de entrada al mismo del aire, el cual para llegar al micro tiene que trabajar un poco más, así que un simple soplido no molestará, aunque escucharemos el sonido del aire al soplar, pero no será lo mismo escucha el sonido de aire a escuchar el golpeteo del aire contra el micro, y todo sabréis a lo que me refiero si recordáis esos micros de reporteros de telediario con esas esponjas tan grandes en el micro, las cual no son más que un simple paravientos que evita el molesto sonido del viento y ese golpeteo de aire al pronunciar el reportero las P, Q, T, S…. sonidos que se limpian y no molestan, y para psicofonías lógicamente no molesta porque no entorpece la entrada de energías a la bobina del micro, tema del cual os hablaré más adelante para poder usar una bobina para recibir y grabar psicofonías sin necesidad de micro, ya que un micro exterior és mejor para evitar los sonidos que se producen al tocar la grabadora con la mano, la cual podemos aislar con el resto de la esponja que tenemos, así que no la tiréis ni la destrocéis, tomad el trozo para el micro de un borde que pronto os explicaré como aislar la grabadora clara que al estar el micro incorporado directamente en el cuerpo de la misma podamos evitar esos sonidos que se producen al tenerla en la mano, esos crujidos del plástico tan molestos….

Bueno compañeros, espero que éste pequeño truco os sea de ayuda y útil para conseguir mejorar la calidad de vuestras grabaciones, y si tenéis alguna duda no dudéis en consultadme!!!!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s